Abeja en flor

¿Cómo transportan las abejas el polen y néctar de la flora?

Éste proceso es prácticamente algo esencial en la labor de la abeja, ya sabemos que también vital para toda la vida y polinización del mundo. ¿¿Pero y cómo lo hacen las abejas??Nuestras abejas se encargan de transportar y almacenar el agua, el polen y el néctar colectados, hacia las colmenas, concretamente a las celdillas creadas de cera usadas como si de una despensa se tratara. ¿Cómo lo procesan las abejas? La abeja tras asentarse en la flora, succiona el néctar, lo mezcla con su saliva, que posee enzimas que inician la predigestión de los azúcares, dando esas propiedades tan características de la miel. El néctar junto con saliva es regurgitado por la abeja hacia las celdillas del panal destinadas a su almacenamiento. En ellas comienza su deshidratación, que reducirá su contenido de agua de un 80% a un 20% o menos, que es el contenido de agua de la miel. Para realizar este proceso, las abejas producen calor con sus músculos toráxicos y con sus alas, creando corrientes de aire caliente con las que evaporan las ¾ partes del agua del néctar. Tener el calor adecuado, para todo ese proceso dentro de cada colmena es muy importante también. Por eso contando con el trabajo y sincronización de todas las abejas dentro de la colmena, consiguen mantener temperaturas adecuadas. Incluso en exceso de calor se las puede ver en la piquera (( puerta de la colmena)) moviendo sus alas ventilando y enfriando el interior. Desprendiendo así ese maravilloso olor a mielada que nos avisa también a los apicultores de lo que dentro se prepara. La abeja para transportar el agua también necesario, lo hace a través de su buche, soltándola en la colmena o bien compartiendo directamente con sus compañeras. El polen es transportado como pequeños cúmulos polínicos elaborados en una cestilla especial, la corbícula, formada por cerdas y ubicada en el tercer par de patas. En el interior de la colmena, la obrera se desprende de ellas haciendo palanca con un espolón del segundo par de patas, lo incorpora en una celdilla, lo desmenuza para dejarlo nuevamente como polvo y lo comprime contra el fondo de la celdilla presionando con su cabeza. Las celdillas del panal, de acuerdo a su contenido, sólo pueden presentar ocho formas distintas, todas ellas fáciles de reconocer y diferenciables entre sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Juan Antonio Gutiérrez Mirabal.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a IONOS que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: